Iñaki Urdangarín tendrá que ir a prisión antes del próximo lunes. El cuñado del rey ha recogido esta mañana en Palma la orden judicial que le conmina a ingresar en una cárcel española en los próximos cinco días. Allí cumplirá la condena de 5 años y 10 meses que le ha impuesto el Tribunal Supremo por delitos de corrupción.

El marido de la Infanta, sin embargo, podrá volar de nuevo a Ginebra antes de su encarcelamiento, ya que no se le ha retirado el pasaporte.

A su llegada esta mañana a la Audiencia Provincial de Baleares, ha sido recibido al grito de “chorizo” y “ladrón” por una treintena de personas congregadas a las puertas de la Audiencia.

A su salida, los manifestantes le han despedido abucheándole y gritándole: “el Borbón a prisión”.

El Tribunal Supremo reduce en su fallo de este martes la pena de prisión inicial a Iñaki Urdangarin a 5 años y 10 meses de prisión. El fallo revisa la sentencia del Tribunal Supremo de la Audiencia Provincial de Baleares en febrero de 2017, que lo condenaba a una pena mayor: 6 años y 3 meses de prisión. Otro condenado, Diego Torres también ve reducida su pena: de 8 años y 6 meses pasa a ser 5 años y 8 meses. A Jaume Matas, condenado inicialmente a 3 años y 8 meses, se le mantiene la pena.

Urdangarin había sido condenado a 6 años y 3 meses de prisión en la sentencia de la Audiencia Provincial de Baleares, por enriquecerse personalmente valiéndose de una organización sin ánimo de lucro, el Instituto Nóos. Se le condena por los delitos de fraude fiscal, prevaricación, malversación y tráfico de influencias. En el recurso ante el Supremo, la Fiscalía reclamó elevar la condena a 10 años, mientras que el condenado pedía su libre absolución, alegando que actuó como un mediador sin conocimientos de derecho administrativo.

Cerca de 4,5 millones de euros de beneficios se atribuyeron a Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

Esta cantidad saldría de los 6,2 millones de euros que desembolsaron los Gobiernos autonómicos valenciano y balear y la candidatura olímpica de Madrid 2016.

El mismo plazo de cinco días es el que tiene para presentarse en prisión el socio de Urdangarín, Diego Torres, que este miércoles fue el primero en recoger el mandamiento para cumplir su condena, de 5 años y 8 meses.

Quien no ha comparecido es el ex presidente balear Jaume Matas, condenado por el caso Nóos a tres años y ocho meses. El que fuera también ex ministro del Gobierno de Aznar ha comunicado a través de uno de sus abogados que no comparecería en Mallorca porque ha ingresado voluntariamente en torno a la una de la tarde en la prisión madrileña de Aranjuez.

 

FUENTES:

El Mundo, El País.