Carmen Martínez-Bordiú ya es oficial y legalmente la duquesa de Franco, tras la publicación el Boletín Oficial del Estado de este miércoles del traspaso del título por fallecimiento de su madre, Carmen Franco Polo, hija única del dictador.

La orden del Ministerio de Justicia por la que se ordena expedir la “Real Carta de Sucesión en el título de duque de Franco, con Grandeza de España” a favor de la nieta de Francisco Franco Bahamonde está firmada por el anterior titular del departamento, Rafael Catalá. Éste rubrica otros 12 traspasos de títulos nobiliarios, que quedan pendientes de la firma por parte del Rey de la llamada Real Carta de Sucesión del título.

Como vemos, no es la única Real Carta de Sucesión de títulos nobiliarios que publica este miércoles el BOE, en el que constan un total de 13 órdenes similares firmadas todas por Catalá el día antes de tener que dejar el Ministerio de Justicia tras la moción de censura: los títulos de conde de Chinchón, barón de Molinet, conde de Maseguilla, conde de Saldaña, conde de Torralba de Aragón, duque de la Alcudia con grandeza de España, duque de Sueca con grandeza de España, marqués de Albolote, marqués de Fuensanta del Valle, marqués de Llanera, Marqués de Solera y vizconde de San Germán tienen ya nuevos propietarios.

La nieta del dictador solicitó el título casi inmediatamente después del fallecimiento de su madre, quien en el momento de su muerte en diciembre pasado ostentaba los de duquesa de Franco y señora de Meirás. Desde 2006, la Ley de Igualdad para la Sucesión de Títulos Nobiliarios acabó con la prevalencia del varón, lo que convertía a Carmen Martínez-Bordiú, la mayor de los hermanos, en la heredera legal del ducado de Franco y del señorío de Meirás, aunque este último ya pertenece a Francis Franco Martínez-Bordiú, nieto del dictador. Ya ostentado en vida su abuela, Carmen Polo, y el nieto la reclamó en 1988.

La resolución que firma Catalá, ratificada el pasado 31 de mayo (un día antes de la moción de censura) destaca que el cambio de titular por herencia se hace en nombre del Rey y “previo pago del impuesto correspondiente”.

La gestión suscitó polémica. Tanto Izquierda Unida como el PSOE solicitaron la supresión de este título nobiliario que conforme argumentaron los socialistas, se concedió a Carmen Franco Polo el 26 de noviembre de 1975, antes de la recuperación de la democracia en España cuando el apellido y por ende el ducado, va ligado a una rebelión militar con resultado de guerra civil, a una represión posterior a la guerra y una dictadura que se prolongó durante casi cuatro décadas.

Izquierda Unida, por su parte, avanzó que se dirigiría tanto al Rey Felipe VI como al Ministerio de Justicia para reclamar la supresión del título Duque de Franco argumentando que este título contraviene la Ley de Memoria Histórica de 2007. Ya el pasado mes de febrero, la formación registró una proposición para tratar de parar la sucesión una vez fallecida Polo, aunque esta finalmente, se ha producido.

 

FUENTE:

El País.